Salud y Belleza en el Centro de Marbella. C/ Jacinto Benavente 17. Tel: 951 388 283 

RussianDeutschSvenskaEnglishSpanish

 

Medicina Estética Marbella - Costa del Sol

¡Las Manchas Envejecen el Rostro! Objetivo: Piel luminosa

Eliminar manchas de la piel Marbella Costa del SolHaces todo lo posible para evitar las arrugas en tu cara y en tu escote, y no quieres que se vea envejecido tu rostro, ni tus manos.

 

¿Alguna vez has pensado en los muchos años que LAS MANCHAS añaden a tu cara, cuello, escote y manos?

Efectivamente, una piel apagada y con evidentes manchas de “edad” se percibe como una piel envejecida, la piel de una persona mayor, y esto aunque no tenga muchas arrugas.

Incluso un rostro con algunas arrugas de expresión, pero luminosa, y sobre todo con color sano y uniforme, se percibe como mucho más joven que una piel con manchas y de aspecto gris y apagado.

Cuando hablamos de los signos de la vejez en el rostro automáticamente tendemos a pensar en patas de gallo y arrugas. Evidentemente éste es uno de los muchos aspectos que evidencian el paso de los años y nuestra edad, particularmente en nuestro rostro. Otra circunstancia a tener en cuenta son las manchas producidas por el sol, por cambios hormonales y por el paso del tiempo.

Léntigos y cuperosis

El paso de los años y especialmente la exposición continuada al sol sin protección y ciertos factores genéticos, son la causa de los denominados léntigos solares. Dermatológicamente son manchas oscuras que aparecen en personas de mediana o avanzada edad. Son lesiones estéticamente molestas, aunque benignas por lo que no afectan a la salud.

El envejecimiento cutáneo también suele asociarse con la aparición de cuperosis o telangiectasias faciales. La Cuperosis es una afección estética de la cara caracterizada por la aparición de pequeños vasos sanguíneos o capilares dilatados que producen manchas rojizas principalmente en las mejillas.

Las telangiectasias faciales son dilataciones permanentes de los capilares y venas superficiales que suelen aparecer en las mejillas y en las aletas nasales.

Al igual que los léntigos, son lesiones benignas que suelen incomodar notablemente a quienes las padecen. Pueden asociarse con sensación de ardor o hipersensibilidad de la zona afectada. Otro ejemplo claro de esta incomodidad reside en el hecho de que el color rojizo de las mejillas acostumbra a asociarse popularmente con la ingesta de alcohol. Muchos pacientes que padecen cuperosis se sienten estigmatizados por esta circunstancia.


Tratamiento y rejuvenecimiento cutáneo - Las manchas cutáneas tienen tratamiento

El tratamiento de las manchas depende de su origen y del estado general de la piel. Según las necesidades del paciente nuestros especialistas recomendarán un tratamiento u otro. La época ideal para tratar las manchas cutáneas es en otoño – invierno debido a la menor radiación solar. Es imprescindible proteger la piel del sol durante y después del tratamiento.


Recuerda: Una piel joven no sólo es una piel sin arrugas, debe tener tresura y un color uniforme.

El tratamiento conjunto para lesiones pigmentadas y vasculares está indicado en personas que presentan manchas localizadas en la cara o en la zona del cuello y/o escote junto con dilataciones vasculares.


Léntigo
Es denominado comúnmente como “mancha del envejecimiento”. Los lentigos tienen forma redondeada u ovalada y aparecen solos o en grupos de 3 o 4.

Estas manchas tienen un color beige claro al principio, con tendencia a oscurecerse con los años. Son causados por la exposición solar, por ello el lentigo afecta principalmente a los lugares de la piel expuestos al sol: rostro, manos, brazos, hombros, piernas, espalda, etc. Son más frecuentes en las personas de fototipos claros, es decir rubios o pelirrojos.

Los primeros lentigos suelen surgir alrededor de los 50 años o incluso antes en las personas que pasan mucho tiempo expuestos a la luz solar.

Su causa principal es la acumulación de radiación ultravioleta, por lo que aparecen con el paso del tiempo, especialmente en las zonas más expuestas, como rostro y dorso de las manos.